12.- CRUZAMIENTOS:


  1. Acuéstese de espaldas, flexione las piernas y levántelas de forma que queden paralelas con respecto al suelo y formen un ángulo recto con los muslos. Entrelace sus manos detrás de la cabeza.
  2. Inspire estirando a la vez la columna. Al espirar alce la cabeza y los hombros. Al hacerlo, empuje con la barbilla hacia el pecho, estira la nuca y activa la región central de tu cuerpo.
  3. Inspire y mantenga su posición (barriga hacia dentro y arriba).
  4. Al espirar, estire la pierna derecha y gire el tronco hasta que el codo derecho apunte hacia la rodilla izquierda o llegue a tocarla. Tenga en cuenta que este movimiento no lo realiza solamente con la articulación de los hombros, sino que la rotación se produce por debajo de los omoplatos. Mantenga la posición e inspire brevemente.
  5. Al realizar la siguiente espiración cambie de pierna: flexione la derecha y estire la izquierda. El codo izquierdo debe apuntar a la rodilla derecha o intentar tocarla.
  6. Realice el ejercicio completo de 5 a 10 veces y luego relájese.
Guarda el enlace permanente.