13.- CÍRCULOS CON LAS PIERNAS:


  1. Acuéstese de espaldas con los brazos extendidos a los lados del cuerpo. Las palmas de las manos estarán orientadas hacia el suelo y las puntas de los dedos se estiran en dirección a los pies. Deje descender la barbilla hacia el esternón y contraiga el ombligo hacia dentro y hacia arriba. Extienda una pierna y apoye el tobillo sobre un cojín. Eleve la otra pierna en ángulo recto hacia arriba.
    “Le será más fácil realizar este ejercicio si mantiene la pierna flexionada en vez de estirarla”.
  2. Manteniendo esta posición, estabilice el centro de su cuerpo (encoja la barriga hacia dentro y arriba) y describa círculos en el aire con la pierna moviéndola desde la articulación de la cadera.
  3. Mientras hace el ejercicio, la pelvis debe permanecer estable y realizarlo con movimientos lentos y con precisión. Inspire y espire regular y profundamente.
  4. Empiece realizando 5 círculos en el sentido de las agujas del reloj y a continuación realice otros 5 en sentido opuesto. Relaje brevemente la musculatura y cambie de pierna.
  5. A medida que aumente su control y mejore la estabilidad de su pelvis podrá empezar a describir círculos más amplios.
Guarda el enlace permanente.