13- RODAR COMO UNA PELOTA:


  1. Siéntese, doble las rodillas y abrácese las piernas (si no puede, sujétese las piernas en un punto por detrás de los muslos). Mantenga los pies unidos.
  2. Abra ligeramente las rodillas, levante los pies de la colchoneta, baje la barbilla hacia el pecho y equilíbrese en esta posición (imagínese que con su columna dibuja una “C” desde la cabeza hasta el coxis.
  3. Inicie el movimiento de rotación hacia dentro y ruede lenta y controladamente sobre los hombros.
  4. Deje fluir la respiración y ruede como una pelota sobre la columna vertebral hasta regresar a la posición inicial. Cuanto más redondeada sea la forma que tome, más suave, fluida y controladamente podrá rodar.
  5. Al levantarse, equilíbrese sobre el coxis sin que los pies lleguen a tocar el suelo.
  6. Repita este movimiento de 5 a 6 veces aumentando hasta 10.
Guarda el enlace permanente.