2.- ELEVACIÓN Y ESTIRAMIENTO DE BRAZOS:


  1. Póngase a cuatro patas. Coloque las manos en el asiento de una silla. Para proteger la zona lumbar encoja los músculos abdominales hacia arriba y hacia dentro y para proteger el cuello mantenga la cabeza entre los brazos sintiendo que el cuello no ejerce ninguna fuerza.
  2. Intente aproximar sólo el pecho hacia el suelo hasta que sienta una cierta resistencia (NUNCA SINTIENDO DOLOR). Presionando levemente sobre el apoyo. En ese momento, mantenga unos segundos la posición.
  3. Vuelva a continuación a una posición de descanso y relajada.
  4. Recuerde que la espalda debe permanecer recta y mientras descanse no permita que se arquee. Y ayúdese de la respiración para realizar el ejercicio.


Variante: De pie, con los pies juntos, separado a una distancia de una barra u otra estructura fija que le quede a la altura de los hombros, formando en la medida de lo posible unos 90º con el suelo, brazos por encima de la cabeza. Espirar manteniendo los brazos y las piernas estiradas, aplanar la espalda encogiendo la barriga y leve balanceo pélvico. Coja con ambas manos la superficie de apoyo para formar un arco con la espalda. Mantenga unos segundos y relaje la posición.

Guarda el enlace permanente.