9.- PRESIÓN CON LOS TALONES:


  1. Tiéndase boca abajo con las rodillas flexionadas y separadas, y los pies juntos.
  2. Presione un talón contra el otro de manera que los músculos de las nalgas se contraigan. El resto del cuerpo debe permanecer relajado.
  3. Mantenga la postura unos segundos, descanse y repita./li>
Guarda el enlace permanente.