EJERCICIO DE PREPARACIÓN:

Túmbese sobre la espalda, doble las piernas y apoye las plantas de los pies sobre el suelo a una distancia que te resulte cómoda. Alce ambos brazos estirándolos verticalmente por encima de los hombros en dirección hacia el techo y con las palmas de las manos orientadas una hacia la otra.


Estire el brazo izquierdo en diagonal hacia el techo hasta que el omoplato izquierdo se levante del suelo y la cabeza ruede libremente de lado. Cambie de lado. Realice el movimiento sin levantar los hombros de forma activa (deje que el movimiento provoque la elevación de los brazos y se propague hasta los hombros y la nuca).
Respire regular y profundamente mientras extende los brazos hacia arriba y disfrute del agradable estiramiento que se produce entre los omoplatos.

Repita el ejercicio 5 veces en cada lado. Con este ejercicio se ablandan, desentumecen y estiran suavemente los hombros y la región superior de la espalda.

Guarda el enlace permanente.