POSICIÓN CORRECTA PARA TRABAJAR DE PIE:


  1. Para trabajos de precisión es preferible colocar el plano de trabajo ligeramente por encima de altura de los codos. Esto es conveniente para poder apoyar los codos y descargar a éstos y a los hombros de esfuerzo, ganando así precisión en el trabajo manual.
  2. Para trabajos de fuerza, es preferible colocar el plano de carga unos centímetros por debajo de los codos. Esto es para dejar los brazos libres para levantar peso.
  3. La mesa en la que trabajemos dejará hueco debajo, para poder meter las piernas, y acercarnos lo máximo posible a la zona de trabajo.
  4. Es conveniente tener un escalón de pocos centímetros (por ejemplo una tarima de madera, caja o taburete bajo) para apoyar un pie sobre el objeto, de manera que quede más alto que el otro, y alterne con frecuencia la postura, dejando el otro en el suelo.
  5. En trabajos con periodos prolongados de tiempo a pie parado, será conveniente dar unos paso por el área de trabajo cada 50 minutos aproximadamente. Recordemos que la postura estática de pie puede agravar los síntomas en las personas con lumbalgia. Un fajín que le sujete la región baja de la espalda, hará su tarea más llevadera.
  6. Todo esto, sirve para las tareas que realizamos en casa, como planchar, lavarse los dientes, fregar los platos.
Guarda el enlace permanente.